Publicado el

Esta semana ha sido muy intensa, en viajes y en experiencias. Continuo la transformación cultural en Santander y además he conseguido hacer realidad dos sueños. Como amante de la distribución que soy he utilizado la mejor de las ofertas, el 2×1.

De miércoles a viernes he vivido una experiencia increíble con una empresa fantástica, Triballat. Fabricante de productos alimenticios con origen vegetal cuyo lema es “De la tierra al plato” algunas de sus marcas conocidas son Sojasun y Vrai. Es de esas empresas donde trabajar es un placer, una gran familia donde entre todos se apoyan para conseguir los ambiciosos objetivos que tienen; un verdadero equipo. Además en los valores de la empresa se encuentra dejar a las siguientes generaciones un mundo mejor y es increíble la cantidad de iniciativas que llevan a cabo para ser más ecológicos y socialmente responsables con el medioambiente. Puedes encontrar más información en Sojasun – Triballat o en su web francesa Triballat Noyal.

Equipo

Compartimos dos días intensos alrededor de una acitividad de Team Building, una carrera de obstáculos Farinato Race diseñada expresamente para ellos. Un desafío en el que todo el equipo (incluyendo personas de empresas colaboradoras como Alfil Comunicación y Neuromedia) deberían superar alambres de espinos, vallas de más de 3 metros, agua con troncos, etc. Nos enfrentábamos todos (incluido yo) a una prueba de desgaste físico donde aparecería el cansancio, el vértigo y otros miedos. Además contamos con algunos invitados excepcionales como Carla de CarlaNutricionista, Elisa de Oh! que gafas, Jose Manuel o Miguel Angel; a todos ellos muchas gracias por su aportación personal, dejaron huella en nosotros.

Todo el equipo respondió al reto fenomenal. Desde el instante en que les comunicamos la actividad trabajaron en cómo podrían afrontarlo con una actitud positiva envidiable. Superamos algunos miedos y, sobre todo, conseguimos trabajar en equipo. Trabajamos en 3 equipos de cinco personas, se crearon de de manera natural, compensados para mantener un mismo ritmo de avance. Hubo obstáculos más fáciles y otros muy difíciles. No todo el mundo pasamos todos los retos y el tiempo que invertimos no aparecerá en ningún listado de récords. Lo que de verdad nos importaba era convivir en una situación complicada y resolverla juntos, conocernos y empatizar, pedirnos ayuda y ayudarnos.

Al inicio de la jornada el pensamiento era “No soy capaz de superar esto” y al final entramos en meta juntos, de la mano, con una gran sonrisa y una fuerte emoción pensando “Gracias al equipo he podido con este reto que parecía imposible”. Fuimos conscientes de que juntos podemos con cualquier objetivo que nos fijemos.

Me quedo con las miradas, las ayudas, los abrazos, las frases de ánimo, los miedos superados, una gran cantidad de gestos que demostraron que “La diferencia está en los detalles”. La frase resumen la acuño José Enrique: “Sufrimiento dulce”. Mereció la pena, ahora somos un equipo más fuerte. Lo resumían así algunos periódicos “Sufrir para aprender el valor del trabajo en equipo”. GRACIAS de corazón a tod@s y especialmente a Guillermo por regalarme la oportunidad de sentirme parte de vuestra familia. Juntos podemos hacer realidad cualquier sueño.

Yo cumplí el sueño que imaginé hace unos meses junto con Rubén Morán, el responsable de Farinato Race, de diseñar un producto para fortalecer la cohesión de equipos de trabajo en las empresas. Una actividad de Team Building y Coaching en formato de experiencia única (Bautizado ya como Farinato Race Coaching). Y además lo hemos hecho en un enclave precioso, Ciudad Rodrigo, un lugar que ambos amamos y que entre todos, con actividades como esta, conseguiremos revitalizar y devolverle la importancia que le corresponde por su historia, por sus amables gentes y su singular belleza.

Yo tenía dos sueños que esta semana conseguí hacer realidad. Ahora tengo otros muchos, son la fuerza que me impulsa cada mañana a levantarme con energía y a dar pasos para conseguirlos, algunos son grandes y otros pequeños; lo importante es saber hacia dónde vas. Soñar es vivir.

Sólo si sueñas podrán algún día cumplirse tus sueños

Y tú ¿Qué sueñas?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: