Publicado el

“Ay si cambiara Fulano…” o “si Mengana fuera distinta” son frases que me encuentro a menudo, a veces yo mismo.  Esta semana han venido a buscarme dos tipos de personas

  1. Personas que quieren que el resto del mundo cambie. Algunos ya habían cambiado y otros no se habían movido nada.
  2. Personas que quieren cambiar.

PARA LOS QUE QUIEREN CAMBIAR AL RESTO

Hacer que otros cambien es poco menos que imposible. La mejor forma de que el mundo sea distinto es cambiar tú mismo. Es más, si tú ya has cambiado tu misión en la vida no es intentar cambiar a los demás sino ser un espejo para que el resto vean lo que se puede hacer. Eso sí, a quien te pida ayuda tiéndele la mano. Mientras tanto deja que el mundo busque su lugar. Piensa ¿A quién te gustaría cambiar? Esa persona seguro que es muy importante para tí; piensa ¿Qué puedo cambiar yo que cree un espacio distitno para que esa persona cambie?

PARA LOS QUE QUIEREN CAMBIAR

¡Enhorabuena! Y mucho ánimo, porque has elegido el camino más difícil y a la vez el más fructífero. Si te atascas puedes probar con algún coach para seguir tu camino. Mientras tanto, te dejo unas frases por si te ayudan a entender el punto donde estás (donde estamos, soy un eterno inicio del cambio). Ánimo y ¡A disfrutar del camino!

  • El viaje más largo se empieza con un paso.
  • El primer paso siempre es el más difícil.
  • Si quieres ir rápido vete solo. Si quieres llegar lejos vete acompañado.
  • Es mejor hecho que perfecto.
  • Hay semillas que no brotan en la sombra. Tú tienes las semillas que necesitas ¿Dónde pones tu luz?

Y tú ¿Eres de cambiar o que cambien los demás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: