Publicado el

En casi todos los talleres que realizo, sean de hablar en público, de liderazgo o de atención al cliente acaba apareciendo este dilema ¿Es una cuestión de ensayar o de improvisar? Como en todo, en el equilibrio está la virtud.

Desde el clownching lo primero es ensayar, prepararlo todo bien. En una actuación clown se que cuando hago tal o cual cosa la gente se va a reir. Se han de reir. ¿Y si no lo hacen? Aquí es donde aparece la improvisación ¿Qué ha pasado para que no se rían? Puedes preguntarles si no les ha hecho gracia o incluso repetirlo argumentando que lo han pasado por alto. O quizás hay otra cosa que les ha despistado o llamado la atención.

“Prepara el 80% y deja el 20% a la improvisación del momento”

También debemos prepararnos para aprovechar ese 20% de improvisación. Para ello es vital estar presente y escuchar. Es un mensaje que trabajo en los talleres de “Escuchar para liderar” como el que dí en la Cámara de Gipuzkoa o el de “Escucha y enamora a tus clientes”. Sólo estando presente puedes escuchar qué está pasando y, por tanto, improvisar sobre la base ensayada.

“Ensaya todo bien para poder saltarte el guión”

Con un ejemplo se ve mejor. El sábado pasado fue el esperado concierto “Más es Más” de Alejandro Sanz (Puedes ver el concierto en youtube aquí y leer en El País la mejor crónica de las que he visto. El más preparado de su vida según la noticia, y quizás fue eso lo que pasó factura. Durante varios momentos las pantallas no funcionaron como la gente esperaba; hasta el punto de que se oyeron gritos de “no se ve” y tras la actuación de Antonio Orozco sonó una gran pitada (pobre Antonio, no iba contigo).

En vez de aferrarse al guión, podría haber estado presente y escuchado qué estaba pasando, con esa improvisación gaditana que lleva en la sangre. Habría podido explicar qué estaba pasando o incluso presentar uno a uno a los artistas que iban apareciendo y que la gente no podía reconocer al no verlos. Quizás por culpa de los ensayos no pudo despegarse de la agenda, una lástima para un concierto histórico.

Y tú ¿A qué dedicas más tiempo, a preparar o improvisar?

Con esto me despido de la temporada, toca descansar, relajarse, preparar nuevos proyectos con calma. Cojamos fuerzas que la temporada que viene será intensa, todas lo son. Prometo volver en Septiembre con novedades de las buenas. ¡¡¡¡Feliz verano!!!!!

Como bonus esta semana…..

  • En Julio organizo un taller de herramientas Metalog con mi socia Gemma Mateu, la mejor en dinamización de equipos, aún estás a tiempo. Más información en su web.
  • Os dejo la segunda parte sobre la campana de gauss. Explica porque a tí te tocan todos los clientes chungos….corre que ahí tienes por fín la clave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: