Publicado el

No me traigas problemas, tráeme soluciones ¿Cuántas veces has oído esa frase? Pues hay una versión más avanzada ¿Quieres conocerla?

Es cierto que al ir donde alguien con un problema es mejor que le lleves ya tu propuesta de cómo lo solucionarías. Transmites tu preocupación por el tema y además muestras que ya has intentado resolverlo. Quizás no sea la mejor solución y al menos es una posibilidad.

Esta semana he tenido varios acompañamientos individuales, todos con retos interesantes que mediante el coaching y la facilitación sistémica hemos ido resolviendo. Trabajo con mis clientes para que puedan ver oportunidades en los problemas. Cada problema es una oportunidad de resolver algo de manera excelente ya sea para clientes o para tus trabajadores. Y una oportunidad para aprender. También te suena ¿no?

He acabado la semana con una interesante formación con Anton de Kroon organizada por Emana en Bilbao, cerca de casa “intervenciones sistémicas en organizaciones”. Por cierto ¡vaya compañeros de viaje! las personas que asistieron crearon un ambiente increíble. Con sus preguntas curiosas, aportando sus casos personales y profesionales con mucha generosidad y valentía, sintiendo y compartiendo lo que había. Me encantó especialmente porque casi todas las personas eran “nuevas” para mí y me quedé con ganas de conocerlas un poco mejor. Bueno, aquí viene la novedad:

El problema es la solución ¿Qué significa? No voy a resumir 2,5 días de formación en dos líneas y sí espero transmitir la idea principal: Siempre que hay un problema está ahí para resolver algo. En cualquier sistema si se produce un desequilibrio el propio sistema genera una señal para compensarse, se autoregula. A menudo esto lo percibimos como un problema. Pongo un ejemplo:

Si soy el líder de una organización y no me gusta mandar podría pasar que mi equipo se peleara por tomar el mando. Es una buena solución a no querer tomar decisiones. Cada uno cogerá una parte de ese espacio de decisión. Alguien puede ver esas luchas de poder como un problema. ¿Os suena a alguno?

Si vemos el problema como la propia solución en vez de intentar resolverlo y luchar con él podemos aceptar que existe, reconocerlo e indagar sobre él. ¿Desde cuándo sucede? ¿Qué beneficio trae? ¿Qué pasa si desaparece?

Así que desde hoy yo veo oportunidades mientras busco soluciones en los propios problemas. Vaya lío! A ver si este vídeo del ponente os aclara algo. Es un crack, todo un maestro:

 

Y tú ¿Qué problemas tienes que podrían ser soluciones?

Como bonus…..
– Tengo una semana intensa que acabará con un broche de oro: La conferencia “Lo que haces importa, lo que no haces también” dentro del marco Fair Saturday en el Hotel Gran Bilbao. Sábado 25 a las 12.30, si quieres divertirte y hacer un graffiti apúntate. Todo para recaudar fondos para Creando futuros, merece la pena. Te espero!
– Y una excelente noticia! El taller de fundamentals de Metalog para trabajar con equipos del 30 de noviembre está completo, con un grupo de profesionales excelentes lo que trae unas expectativas excelentes. Gracias a todas por difundirlo.

 

Como siempre, si buscas un coach ejecutivo en Bilbao o alrededores cuenta conmigo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: