Publicado el

Hace tiempo que llevo trabajando en transformar las organizaciones donde participo de una u otra manera. Parto de mi experiencia como directivo, de lo aprendido en decenas de formaciones de coaching o similar y de los aprendizajes que me llevo en cada una de las sesiones de trabajo que realizo en organizaciones de diversos sectores: automoción, distribución, producción, alimentación, etc. Son muchas las ideas que tengo y no siempre me es fácil explicarlas y menos aún llevarlas a la práctica.

En este viaje un amigo me regaló un libro que estoy utilizando con los Directores Generales (CEO) de las empresas con las que trabajo. Me ayuda a explicar de forma sencilla las ideas que tengo y además está soportado en una investigación mundial con ejemplos reales. El libro es Reinventar las organizaciones y yo aconsejo comprarse la guía práctica ilustrada que lo resume genial y facilita su lectura.

Básicamente dice que las empresas se basan en las personas y, por tanto, funcionan como ellas. Y ¿Qué necesita una empresa?

  1. Tener un propósito (como decía en mi anterior post)
  2. Que se pueda vivir en plenitud
  3. Que las personas tengan autonomía, que se autogestionen

Llegados a este punto en el libro no están las recetas mágicas, no es una guía para implantar. Quien tenga mayores inquietudes puede contactarme y charlamos sobre la aplicación concreta en su organización. También puedes saber algo más sobre la teoría del libro en este post que lo resume genial.

 

Os dejo con algunas reflexiones

La principal es que la gente quiere vivir en plenitud, también en el trabajo. En concreto quieren:

  • Buen ambiente, confianza, poder hablar
  • Flexibilidad
  • Buen líder
  • Tener sentido
  • Tener autonomía
  • Sentirse útil, crecer, aportar, reconocimiento

Por eso el clownching y el coaching para ser feliz ayudan tanto. Acompaña a las personas a que vean todo lo que la organización pone a su disposición para desarrollar su potencial.

En cualquier caso, la frase del día lo dice todo:

“Lo importante es el camino y no tanto hacia dónde vas”

Matizo que esto es después de decidir donde vas. Primero fijas la dirección y luego es importante poner el foco en cada pequeño paso que das. Me dijo un gran amigo y cliente “Cada paso cuenta”.

 

Como ejemplo de reinventar de manera fácil está un trabajo que hemos hecho esta semana. Un equipo que, entre otras cosas, ha indagado y decidido en qué querían involucrarse ante una nueva incorporación. Cómo querían hacer la bienvenida, la formación, la integración e incluso cómo querían aprovechar la visión de fuera que traería para poder mejorar como equipo. Ellos mismos han definido todo, la mejor manera de que luego sea una realidad.

 

Y tú, si pudieras reinventar algo en tu organización ¿Qué sería?

 

 

Esta semana como bonus…..ya estoy a pleno rendimiento:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Twitter

Facebook

A %d blogueros les gusta esto: