Publicado por .

Tras el descanso de Semana Santa he vuelto a la actividad con muchas ganas porque tenía unos retos importantes por delante: Formación en ventas en automoción y una conferencia de motivación para el grupo Viajes Azul Marino, una gente espectacular.

Estuvimos en la conferencia durante aproximadamente una hora desgranando las claves para ser feliz en el trabajo y permanecer con la motivación alta. Nos divertimos mientras nos enfocábamos en las fortalezas de la compañía. Una empresa de más de 37 años que ha crecido hasta ser más de 100 profesionales y que goza de un gran prestigio entre los especialistas; son referentes en su sector, incluso han crecido durante la crisis.

 

Os dejo algunas claves de las que compartimos y más:

  • Las motivaciones extrínsecas (dinero, poder, horario, etc) funcionan sólo en el corto plazo y largo no solucionan los problemas de fondo.
  • Estar motivado depende de uno mismo. Son los factores intrínsecos los que nos mueven. Los principales son:
    • Autonomía: Poder tomar decisiones y poner en marcha acciones.
    • Maestría: Que pueda llegar a ser un experto reconocido, que pueda crecer personal y profesionalmente.
    • Propósito: Saber cuál es el sentido de tu trabajo. Sentir que trabajas para algo más grande.
  • La tarea de los líderes es no desmotivar a sus equipos.
  • Los líderes deben servir a sus equipos. Como ejemplo utilizaré a mi amigo Alfredo Sanz, de Arteca. Podéis leer algo más en este artículo de la revista Estrategia Empresarial. Un buen ejemplo de trabajar con un propósito inspirador.
  • Las personas quieren hacer bien su trabajo, confía en ellas.
  • Cuando las personas han guardado durante mucho tiempo su motivación intrínseca necesitas ser muy consistente en tus actos para que se lo crean. Es más de hacer que de decir. Por ejemplo, si quieres que le tengan al cliente como centro crea el ambiente donde siempre se ponga primero al cliente.
  • Las cosas que nos suceden no importan. Lo importante es cómo reaccionamos ante lo que nos sucede. Elegimos nosotros la actitud ante la realidad que nos ha tocado vivir. Si cambiamos las gafas con las que miramos a la vida cambiará nuestra manera de percibirla. Recomiendo para este punto leer el libro de Rafael Santandreu “Las gafas de la felicidad” y el mío propio “El Equilibrista”.
  • Nuestro cerebro ve aquello en lo que nos enfocamos. Si nos centramos en las cosas buenas, veremos cuántas cosas buenas nos pasaban desapercibidas antes.
  • Divertirse en el trabajo genera personas más felices y más motivadas.

 

Todo esto sin olvidar el fin último. Queremos personas felices en nuestra organización porque esa emoción se contagia. Y si contagiamos felicidad a los clientes será buena señal. Ya sabemos que un cliente feliz es un cliente fiel.

Si queréis ampliar información sobre cómo crear organizaciones que fomenten la motivación intrínseca puedes leer este post (en inglés) de la escuela de Demming. El camino de la motivación es arduo, largo y también a veces muy satisfactorio.

 

Y tú ¿Cómo te motivas cada día?

 

Feliz vuelta a la rutina….cargada de motivación!

 

 

Y esta semana como bonus……:

  • La frase: No hay nada más precioso y valioso que la confianza en uno mismo

 

Publicado por .

Esta semana me ha perseguido el sentido por varias vías. ¿Para qué hago lo que hago? ¿Cuál es el sentido de todo esto? Muchas veces me hago esa pregunta, y a menudo me doy cuenta de que lo que estoy haciendo no tiene sentido.

 

Es un tema recurrente en mis reflexiones, como si fuera mi norte y tuviera que ajustar mi brújula con frecuencia. Para ello lo que hago es:

  • Preguntarme ¿Qué es importante para mí?
  • Pensar ¿Qué haría hoy si me dijeran que me queda un año de vida?
  • Cuando consiga esto que estoy buscando ¿Qué pasará?
  • ¿Qué busco haciendo esto?
  • ¿Qué dice mi corazón? ¿Y mi cabeza?

 

Algunos libros que te pueden ayudar:

Con todo esto concluyo que yo hice un cambio en mi vida profesional para tener más libertad y más tiempo libre. La libertad la ejerzo y la disfruto; y es cierto que tengo más tiempo libre. Soy ambicioso, quiero más: las próximas 2 semanas estaré de vacaciones, sin blog, sin redes sociales, sin coaching, sin formaciones. Disfrutando de la familia, de los amigos, de mí mismo. Y pensando para qué hago lo que hago.

Y tú ¿Cuánto de claro tienes tu sentido?

 

Esta semana como bonus…….como inspiración un ejemplo de innovación!

Tuve la oportunidad de disfrutar de visitar la Sede de Ternua Group gracias a mi amigo Aitor Barinaga. Espero que os inspire tanto como a mí ya que son un ejemplo de innovación ligada a “su sentido”. No sólo venden ropa sino que proporcionan las experiencias y valores que se viven en la montaña y llevan la sostenibilidad inyectada en vena. Como ejemplo os dejo una foto del proyecto que han realizado para fabricar 2 pantalones (funcionales y con buen diseño) a partir del reciclado de las redes de pesca (un material que supone un problema porque nadie sabe qué hacer con las redes inútilizadas por el uso y muchas acaban en el mar a la deriva). Puedes ver el artículo en prensa aquí.

Publicado por .

Crear equipos de alto rendimiento es uno de los encargos más habituales a los que nos enfrentamos los coaches. Hoy quiero compartir una herramienta básica que nos permitirá iniciar el viaje: La alianza. Explicaré qué es brevemente y añado un vídeo donde podrás ver un ejemplo.

Al igual que cuando jugábamos siendo niños todas las personas necesitamos conocer cuáles son las reglas a seguir. Sin saber las normas el juego puede ser un caos e incluso acabar en una discusión. Al contrario, si las aclaramos bien y nos podemos de acuerdo será muy probable que lo pasemos genial.

La alianza es la herramienta que utilizamos los coaches cuando comenzamos a trabajar con un equipo. Se trata de dejar escrito cómo queremos comportarnos en el equipo y, sobre todo, ponernos de acuerdo en los términos. Por ejemplo, quizás queremos que haya confianza y es importante que debatamos sobre ello: “¿Qué es la confianza en este equipo? ¿Qué cosas suceden (y cuáles no suceden) cuando hay confianza?”.

Diseñar una buena alianza puede llevarnos 1 o varias sesiones de trabajo y es importante fijarse en algunas claves:

  • Todas las personas deben estar de acuerdo en cada elemento que se incluya. Si una voz no está de acuerdo hay que aclarar en qué sí estamos de acuerdo. De lo contrario no se puede añadir a la alianza. No temas si empezáis poniendo muy pocas cosas en la alianza; eso ya revelará algo sobre el equipo ¿Qué dice de este equipo el hecho de que sólo estéis de acuerdo en estos aspectos?
  • Es un elemento vivo. En cualquier momento cualquier componente del equipo puede proponer añadir o quitar algún elemento de la alianza. No hay que aferrarse, a veces la primera versión de la alianza es poco realista y hay que ir depurándola.
  • Cualquier persona puede hacer referencia a la alianza para defender una acción. Por ejemplo, alguien puede aportar una idea algo extravagante y el resto del equipo reirse o menospreciarla. En ese momento podría pedir que se tuviera en cuenta la alianza, si se incluyó el respeto y la sinceridad.
  • La alianza debe estar presente en las reuniones de equipo y en la mente de todos los componentes del equipo. Es conveniente tenerla impresa y recordarla antes de las reuniones, sobre todo al principio.

La alianza aplica en todos los tipos de relaciones. En equipos de trabajo y también en la familia o en las parejas. Imagina cómo serían tus vacaciones si en la alianza incluyérais que todos los problemas se resuelven antes de ir a dormir. Conozco a gente que lo hace y el efecto es un bálsamo para la relación familiar.

Y tú ¿Cuál es tu alianza?

 

Y esta semana como bonus comparto contigo mi alegría por los últimos avances:

  • Por fín Coaching and Clownching S.L. es una realidad. La empresa y marca bajo la que estoy desarrollando el clownching ya existe, y nace con un claro propósito: “Que todo el mundo pueda ser feliz en el trabajo”.
  • Nos puedes encontrar en Bilbao, en la Gran Vía. Ya de nacer hacerlo en el mejor sitio del mundo 😉
  • Está listo el primer vídeo para compartir herramientas que nos hagan más fácil la vida en el trabajo. Este es sobre la alianza e incluye un ejemplo para que te sirva de inspiración. , espero que os guste y lo difundáis.

 

Publicado por .

Todos tenemos defectos y virtudes, a veces es la misma característica la que es una fortaleza y a la vez una debilidad.  Buen líder es quién sabe reconocer el valor que aporta cada persona, e incluso el que puede aportar.

 

Hasta la persona que te parezca más mezquina tiene algo bueno, aunque sea un 5%. Y cuando lo ves encuentras un camino por el que avanzar a mejorar la relación y tú mismo.

 

Hoy te propongo un sencillo ejercicio, incomodo y gratificante después. Piensa en la persona que peor te cae, esa que no te gusta nada y te da pereza llamarle o coger el teléfono cuando llama. Ahora siente y piensa ¿que tiene de bueno pra el mundo esa persona?¿que aporta? ¿Que podría aportar?

 

SI te resulta difícil puedes empezar por una persona menos impactante, alguien que no te caiga especialmente bien. Y luego ir cambiando de persona. Si eres capaz de encontrar elementos de valor….enhorabuena!! Y sino, deja de mirar hacia afuera y piensa que tipo de líder eres y que líder quieres ser.

 

Ycomo bonus esta semana una frase corta para pensar a largo que viene al hilo:

 

“Sólo puedes ver en los demás lo que tú tienes en tí”

 

Publicado por .

A menudo me encuentro con la frase “mis equipos tienen mucha resistencia al cambio”. Y la realidad es que hay cambios continuos y con eso hemos de trabajar en nuestros equipos.

Esta semana he tenido varias sesiones de coaching de equipos. En un caso era la última de tres sesiones y hacíamos un cierre del proceso. Algunas personas llevaban más de 20 años, otras más de 40 y en casi todas ellas la evolución ha sido evidente.

El caso es que cuando hay que poner en marcha algún cambio, muchas veces quien lo propone se queja de las dificultades que se encuentra. Aparecen las excusas, los “es que”. Y algunas personas se escudan en la “resistencia al cambio” la lentitud en la adopción de nuevos procesos o herramientas. Si las personas en cuestión son de edad avanzada entonces la excusa es perfecta “a estos no hay quien los cambie”, “ya tienen su forma de hacer” o la peor de todas “están esperando la jubilación”. Frases que suenan feas y que aseguro he oído varias veces.

En esos momentos, a los que se quejan amargamente les cuento sesiones como las de esta semana. O ejemplos de personas como Ray Kroc que vendió vasos de papel hasta los 52 y luego fundó McDonald´s. Vamos, la gente quiere y puede cambiar y aprender; siempre y cuando la impliques y la motives. Soy de los que piensa que:

Las personas no tenemos resistencia al cambio. Tenemos resistencia a que nos cambien.

Si consigues implicar a tus equipos en la importancia de hacer cosas distintas para obtener mejores resultados poco a poco te irán siguiendo en el camino hacia la innovación. Evidentemente, es un proceso y es lento. Primero te dirán que sí. Luego afirmarán y además te acompañarán en el cambio. Después además enriquecerán tus propuestas y, finalmente, empezarán ellos a proponer sus propios cambios.

Se trata de seducir, motivar, anima y apoyar a los equipos. Confiar y tener paciencia. Habilidades esenciales en el liderazgo.

Y en tu caso ¿Cuánta resistencia al cambio tienen tus equipos? Ten en cuenta que la respuesta será también válida para la siguiente pregunta ¿Cuán hábil eres motivando e implicando a tus equipos en los cambios?

Publicado por .

Esta semana ha sido muy divertida. Una demostración de que se puede ser feliz en el trabajo. He tenido carnavales, una sesión de resolución de conflictos, un taller para generar equipos de alto rendimiento y comenzado con las sesiones creativas del modelo clownching (las habilidades de escucha y curiosidad ya están disponibles)

Y todo aderezado con un éxito increíble para terminar la semana. El Hotel Gran Bilbao, con el que trabajo como coach desde hace 2 años, se ha situado el primero de Bilbao en Tripadvisor, el número 1. Alucinante la evolución de este equipo al que envío una enhorabuena enorme.

Todo esto para deciros que soy muy feliz con mi trabajo. Me levanto los lunes contento de comenzar nuevos retos. Y acabo el viernes contento de lo aprendido y con ganas de descansar y dedicarme más a la familia para volver el lunes con energía renovada. ¿Dónde está la clave?

 

TODO EMPIEZA ELIGIENDO BIEN

Cuando uno elige un trabajo tiene que pensar bien en qué hacer.  Lo ideal es que ese trabajo esté en el cruce entre:
– Lo que se te da bien, aquello en que eres hábil.
– Lo que te gusta, aquello que te apasiona.
– Aquellas cosas que puedes hacer y por las que la gente estaría dispuesta a pagar.

Si consigues dedicarte a eso que es tu pasión, tienes habilidad para hacerlo y además hay quien está dispuesto a pagar por ello. Entonces tienes la felicidad garantizada. Esto es parte de lo que trabajo en mis sesiones de coaching cuando hay desorientación.

Como todo, hacer cambios radicales puede resultar complicado así que os propongo una primera reflexión ¿Qué tipo de perfil tengo? ¿Cómo soy yo? Conociéndote serás capaz de valorar si tu personalidad se adecua a lo que te están pidiendo. Te propongo un pequeño ejercicio utilizando el modelo Bridge de los elementos naturales (tierra, fuego, agua, aire)

¿Qué crees que pasará si tienes un perfil agua y en la organización (sea tu puesto o en una entrevista para un nuevo trabajo) necesitan un estilo fuego? Te recuerdo que los perfiles más antagónicos son tierra con aire y agua con fuego.

Seguro que has acertado; si aceptas estarás diciendo sí a estar tensionado permanentemente. Tendrás que esforzarte diariamente en tomar decisiones rápidas (algo que te cuesta), traccionar y conseguir resultados aunque ello signifique estresar el equipo (algo que va en contra de tu estilo) y respetar los plazos aunque sea a costa de que no haya consenso (algo para tí necesario). Vamos, estarás bien jodido.

 

La pregunta de hoy es clara ¿Qué perfil eres?

Publicado por .

Esta semana la vida me ha traído un mensaje claro: cuida a quienes te rodean. Y me lo ha traído de la mejor manera posible, cuidándome a mí.

Mi entorno cercano, familia y amigos de toda la vida, me cuidan y quieren muchísimo. Desde aquí les doy las gracias por ello. Esta semana he recibido muestras de cariño inesperadas.

 

Una mañana recibí la llamada de una amiga cada vez más amiga. Carolina Carretero, Carol, cogía su teléfono sólo para hablar conmigo un rato, cuidarme y pedirme que me cuidara; fenomenal manera de comenzar el día, con toda su energía y su magia. Gracias Carol!

Y el jueves grabé unos vídeos para próximas conferencias. Allí se presentó Ana Elías, mi asesora de imagen, para ayudarme a salir guapete y bien vestido, sólo porque se preocupa por mí, porque ella es así. Gran decisión la que tomé cuando la contraté para revisar mi vestuario y lo que me ponía. Gracias Ana!

 

Después recibí por Whatsapp este cuento que me emocionaba:

Un agricultor tenia el mejor cultivo de maíz. Cada año llevaba su maíz a la feria del estado donde le galardonaban. Un año un periodista lo entrevistó y se enteró de algo interesante acerca de como cultivaba su maíz. El reportero descubrió que el agricultor compartía su semilla de maíz con sus vecinos.

“Cómo puede darse el lujo de compartir sus mejores semillas de maíz con sus vecinos cuando están entrando en competencia con la suya cada año? Por qué lo hace señor?” Pregunto el reportero. El granjero respondió:

“Porque el viento recoge el polen del maíz maduro y lo mezcla de campo en campo. Si mis vecinos cultivan maíz inferior, la polinización cruzada degradará de manera constante la calidad de mi maíz.  Si quiero cultivar buen maíz debo ayudar a mis vecinos a cultivar maíz bueno también.”

Así es con nuestras vidas… Los que quieren vivir de manera significativa deben ayudar a enriquecer las vidas de los demás, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca. Y aquellos que eligen ser felices ayudan a otros a encontrar la felicidad, porque el bienestar de cada uno está ligado al bienestar de todos… ¡¡El hecho es que ninguno de nosotros realmente gana hasta que todos ganamos!!

 

Sentirse querido y cuidado es una sensación preciosa, y te anima a querer y cuidar a los demás. Y cuanto más cuidas y quieres a los demás más te quieren y te cuidan. Es un circulo virtuoso.

 

Y tú ¿A quién puedes querer y cuidar un poco más?

Publicado por .

Esta semana he realizado basta trabajo comercial, todos queremos vender más. Lo importante es ¿Para qué? Mi misión es ayudar a construir empresas en las que las personas puedan ser felices. Me motiva contribuir a mi visión: que todas las personas vayan contentas a trabajar. Pasamos muchas horas en el trabajo, si somos felices ahí estaremos construyendo un mundo más feliz.
Y si quieres extender tu proyecto la clave es conectar con las personas. Así podrás vender más. Cuando conectas, la gente te da el espacio y te escucha. Desde ahí es más fácil que valoren si necesitan o no tu producto o servicio. ¿Cómo se hace eso? Os cuento cómo lo hago yo utilizando el coaching, funciona al 90% y cuando no lo hace creo que el que falla soy yo y no el método. Vamos a ello.
En el programa Afterwork de Capital Radio (escuchar a partir del minuto 30) avanzaba con Eduardo Castillo cómo conseguir vender más conectando mejor con nuestros clientes. Es un método que sigue unos pasos muy sencillos:
En primer lugar asumir que todos somos distintos. Siendo así ¿Por qué nos comunicamos igual con todos los clientes? Desde pequeños nos han acuñado la frase “trata a los demás…..como a tí te gustaría que te tratasen”. Si somos todos distintos acuñemos una nueva frase “Trata a los demás como los demás quieren ser tratados”
Identificar tu estilo de comunicación. Para ello escoge un modelo, el que sea. Yo utilizo Bridge que proporciona 4 estilos básicos: tierra, fuego, agua y aire. Es sencillo, fácil de recordar y suficiente para empezar. Analiza en qué estilo te sitúas y a partir de ahí ¿Cómo te es más natural comunicarte? ¿Qué me es más fácil? ¿Qué me cuesta?
Estos primeros pasos son los que puedes escuchar en la entrevista en Capital Radio.
Los siguientes pasos son interactuar con el cliente:
Identificar el cliente: observar cómo se comunica y su estilo preferente (mail, tlf, perfil rrss, lenguaje corporal, decoración de su despacho…)
– Utilizar estrategias para conectar con el estilo de comunicación del cliente desde tu propio estilo .
Estos apartados los desarrollamos y experimentaros en talleres prácticos donde te llevarás herramientas concretas para abordar a cada cliente (el próximo es este http://www.sarrikombaalumni.com/agenda/cursos-de-formacion/295-taller-de-estilos-de-comunicacion)
Hay que pararse a pensar antes de iniciar el contacto:
  • ¿Quién soy? ¿Cómo me comunico habitualmente?
  • ¿Con quién voy a estar? ¿Cómo me interesa comunicarme?
  • ¿Cómo creo que debo estar?
  • ¿Qué voy a hacer si no funciona?
Una vez que ya conectas te dejo la otra parte, realizar la venta. Será tanto más fácil cuanto más hayas conectado previamente.
Y tú ¿Cómo conectas con la gente?
Y esta semana como bonus…..
  • Si aún no has revisado el plan para 2017 aquí tienes unas pequeñas pautas que te ayudarán a hacerlo fácil
  • Un ejemplo de celebrar las pequeñas cosas: esta semana mientras hacia el check-in en el aeropuerto de Bilbao había unas personas asiáticas que estaban facturando 4 maletas. Al pesarlas y sumar todos los kg la azafata entusiasmada dijo en voz alta “116kg y el límite es 118kg, está perfecto!!” Lo cierto es que todos reimos y de dentro me salió un reconocimiento a quien con tanto mimo había preparado 4 maletas para un largo viaje. “Buen trabajo” le dije y se formó una pequeña atmósfera de buen rollo. ¿Por qué esperar a que paso algo grande cuando están pasando pequeñas grandes cosas casi a cada momento?
  • Hoy lunes 20-2-17 a las 19.00 en el Txoko Piperrak la Asociación de Graduados del MBA de Gestión de Sarriko organizamos una cena coloquio titulada “Ver lo que otros no ven” donde, entre otros, mi amigo Eñaut Ruiz de Kirolbet compartirá el secreto de su éxito.

Publicado por .

Hace unos años escuché a una coach explicar que ella no tenía un coach, que se hacía autocoaching. Me pareció raro. Con el tiempo aprendí que el autocoaching no funciona, por experiencia propia. Ahora tengo un buen coach y la diferencia en crecimiento personal es notable.

Este fin de semana he tenido visita de mis primos de Barcelona. Hemos caminado por Bilbao y alrededores, visitando las zonas más emblemáticas (casi todas). Haciendo de Cicerone he redescubierto Bilbao. He entrado en sitios que hacía mucho tiempo no pisaba. He tenido que pensar en aquellas maravillas que tengo a la vista cada día y que en la rutina me pasan desapercibidas. Son muy curiosos y me han hecho preguntas que no he sabido responder. Se han fijado en algunas cosas en las que yo no había reparado nunca. Les han interesado aspectos que a mí habitualmente no me llaman la atención. En definitiva, he visto Bilbao desde otra perspectiva; tanto la parte que suelo recorrer como la que no piso tan frecuentemente.

Y por la misma razón el autocoaching no funciona. Uno recorre su vida una y otra vez por los mismos lugares, ve las mismas cosas y deja de ver elementos que están ahí y no llaman tu atención. Por mucho que pases cada día por la misma calle hay maravillas y peligros que pasan desapercibidos. Puedes esforzarte mucho y recorrer el camino de una manera distinta (de hecho es un ejercicio de coaching fantástico, hacer tu camino diario tratando de observar lo que es distinto al recorrido de siempre) y aún así apreciarás sólo una parte.

El efecto es mucho más rápido e impactante cuando alguien distinto a tí, con otra mirada, con otros intereses, con otras experiencias, te pregunta por partes de tí en las que no habías reparado antes. Ahí se produce el cambio. Por eso funciona el coaching.

Por eso cuando un coach te diga que se hace autocoaching desconfía. Y si te ofrece coaching puedes argumentar “Primero ten tú un coach y luego hablamos” 😉

Y tú ¿En qué área de tu vida estás recorriendo cada día el mismo camino y te iría bien verlo con otra mirada?

Y como Bonus esta semana……

  • La frase: Si no te gusta lo que la vida te da, revisa lo que tú le das a la vida.
  • Un chiste de coaches: ¿Cuántos coaches se necesitan para cambiar una bombilla? (recuerda a un chiste de Lepe ¿verdad?) Sólo 1 coach; eso sí, la bombilla debe querer ser cambiada.
  • Un buen libro: La familia de Barcelona que me ha visitado me ha regalado un libro estupendo. Reinventar las organizaciones, de Frederic Laloux. Evidentemente aún no me lo he leído pero por quien me lo ha regalado y por lo bien que me han hablado de él ya lo recomiendo. Ya os contaré.

Publicado por .

Esta semana he tenido varias experiencias que me han llevado a echar la vista atrás.

En el coaching individual te llegan los clientes a los que estás preparado para acompañar o los que tienen algo que enseñarte. En este caso algunos clientes me han recordado mi pasado cercano, hábitos que tenía y de los que me he ido desprendiendo poco a poco. Y estoy orgulloso de ello.

Uno de los equipos con los que trabajo realizó un trabajo precioso y se dieron cuenta de que celebraban poco sus éxitos. Se atrevieron a parar, levantar la cabeza y echar la vista atrás para admirar todo lo que han conseguido.

El fin de semana tuve la oportunidad de compartir una sesión de supervisión de coaching para el Instituto Europeo de Coaching, escuela donde inicié mi formación en Coaching hace ya unos años. La sesión la dirigió magistralmente Daniel Torres un crack con la capacidad para conducir con suavidad hacia el aprendizaje.

Había en la sesión 8 personas amantes del desarrollo personal que están ya llegando al final de la formación. Con su pasión, sus miedos, sus inseguridades y todas sus fortalezas. Aún inconscientes de todo lo que ya saben. Generosamente me dejaron ser testigo de su progresión. Todos tenían algo que les hacía únicos: su intuición, su manejo de los silencios, su creatividad. Para muestra este precioso dibujo que Fran utilizó para motivar a su cliente.

Al verles a ellos me he visto a mí mismo hace unos años cuando estaba en esa situación. Con ilusión, con ganas, con proyectos, con miedos, con muchos miedos, muchísimos miedos. Y he dedicado unos minutos a echar la vista atrás y sorprenderme con los miedos que no están y han dejado paso a otros; con los proyectos que hoy son una realidad y los que están en curso; con la ilusión y pasión que se mantiene intacta aún; y con nuevos sueños. Han sido unos momentos para celebrar los éxitos conseguidos, pocos o muchos siempre son dignos de celebrar..

 

Y tú, cuando echas la vista atrás ¿Qué ves?